Reflexión para nuestros cantores recientes y futuros cantores indecisos



Si a un cantor de coro se le pregunta sobre las razones que le han impulsado a integrarse en un conjunto coral, suele contestar que porque le gusta cantar. Si bien es cierto que la respuesta es obvia, a veces resulta complicado explicar con palabras el complejo entramado de sensaciones personales que cualquier coralista experimenta a lo largo de su actividad en un grupo coral. Existe una serie de motivaciones provocadas por el simple hecho de tomar parte activa en un colectivo dedicado a la recreación del arte de la música cantada, que sólo se pueden comprender cuando se viven directamente.

El canto es una cualidad primaria del ser humano inherente a su facultad para emitir sonidos. Todo el que puede hablar, en principio, puede cantar. El canto no es más que un ordenamiento lógico de las inflexiones de la voz. Por tanto, se puede decir que cantar es un hecho natural, aunque a muchas personas no se lo parezca. No todo el mundo, evidentemente, está capacitado para cantar en un coro, pero hay una curiosa infravaloración de las cualidades cantoras individuales en un porcentaje muy elevado de personas, que no se corresponde con la realidad. En este sentido, la posibilidad de ejercer como cantantes en un coro es una cuestión que, en muchas ocasiones, se ignora.
Es frecuente ver que cuando alguien se acerca a un coro con intención de participar activamente en él, lo hace con una vaga idea del hecho coral y con escaso convencimiento de sus posibilidades. Luego, en la práctica, muchos de estos cantores incrédulos “descubren” sus verdaderas posibilidades y comienzan a entender que su participación no sólo es válida sino necesaria. Más aún, algunos empiezan a sentir la necesidad de aprender música. 
                                       

En el canto coral, al placer de cantar se le une la condición singular de hacerlo colectivamente. Un conjunto coral posibilita a muchas personas el acceso a un mundo artístico lleno de sensibilidades y belleza estética, que ensancha el conocimiento y conduce a la comprensión de los fundamentos básicos de la cultura musical a través de la interpretación. La sensación “mágica” que produce cantar a varias voces en perfecta sincronización, donde cada una de las melodías en juego tiene vida propia, provoca en el cantor unas vibraciones gozosas de las que es imposible sustraerse.
Además, la peculiaridad del canto colectivo adquiere una dimensión solidaria que le confiere unas connotaciones muy especiales: la diversidad ideológica, social y cultural de los componentes de un coro, no sólo puede discurrir en buena armonía, sino que es un motivo más de enriquecimiento, muy difícil de lograr en otros órdenes de la vida.

Un conjunto coral no es ni más ni menos que una suma de voluntades y un común acuerdo formal, encauzados por un responsable técnico-musical. Lo demás lo da la propia música. Saber aprovechar esa oportunidad es dar continuidad a una forma de expresión artística con muchos siglos de historia y desde la que se han gestado todas las demás fórmulas de interpretación musical colectiva. Hoy día, esa herencia pasada se concreta en los cientos de miles, o quizás millones, de personas que cantan en coros en cualquier rincón del mundo.

(Extracto del libro “Teoría y Práctica del Canto Coral” de Miguel-Angel Jaraba)



Chamfort, escritor francés del s. XVIII, decía que “No hay día más perdido que aquel que no hemos reído”, y nosotros añadiríamos ...ni cantado.
                            
                                  

Feliz Verano

En el día de la Primera Comunión de nuestro amigo Santi, hijo del querido compañero Víctor Hugo y de Andrea, el domingo 25 de junio le ofrecimos en la Parroquia Inmaculada Concepción una bonita sorpresa, cantándole el espiritual Oh Happy Day, que tanto le gusta a él. Fue una emotiva ceremonia.





Después de compartir "montaditos" y cervecita fresca con su familia y amigos, algunos miembros de la Coral nos fuimos a disfrutar de la Feria de Día de Arroyo de la Miel que, a pesar del enorme calor, estaba muy animada.

Con una sevillana bien entonada, nos despedimos de amigos y de nuestro inestimable público que nos sigue a lo largo del año, con nuestros mejores deseos de un feliz y no muy caluroso verano! 

 

Reiniciaremos el ciclo de otoño el 4 de septiembre próximo con las pilas cargadas.
💙

En la recta final del ciclo de primavera

FOTOS DEL EVENTO




 En sus numerosas acciones de divulgación del canto coral en el municipio, la Coral Ciudad de Benalmádena  fue impulsora en el año 2010 de la participación de Benalmádena en el Día Europeo de la Música que se celebra el 21 de junio, uniéndose así nuestro municipio a cientos de ciudades.

El Día Europeo de la Música se originó en Francia en 1982 y en 1985 fue instituida por Naciones Unidas cada solsticio de verano como celebración europea destinada a promover el trasvase musical de unos territorios a otros. Desde entonces, la idea se ha extendido por todo el mundo y es ya una celebración internacional en la que participan cientos de países.

Ésta es la razón por la cual el Director de la Coral Ciudad de Benalmádena, Óscar L. Sánchez, ha seleccionado para esta ocasión un repertorio que nos llevará a países como Francia, Inglaterra, Italia, Cuba, Brasil, entre otros...







Les invitamos a que asistan a nuestro concierto con ocasión del Día de la Música el viernes 16 de junio a las 21.00 horas, en el Castillo El Bil Bil de Benalmádena Costa.

PROGRAMA

1.  Ô nuit! (¡Oh noche!)
Música: Joseph Noyon basada en
Jean-Philippe Rameau s. XVII (Francia)
Letra: Édouard Sciortino

2.  Imagine (Imagina)
Música y Letra: John Lennon (Inglaterra)

3. Manhá de Carnaval – bossa nova
Música: Luiz Bonfá (Brasil)
Letra: Antonio María
Arreglo coral: Jo֘ao Carlos Kuntz

4. Canción del adiós
Música: Horacio Guarany (Argentina)
Poema de José Ángel Buesa (Cuba)
Arreglo coral: Gabriel Molina Althaus

5. Al di là (Más allá)
Música: Carlo Donida (Italia)
Letra: Giulio Rapetti (Mogol)
Arreglo coral: Marum S. Alexander

6. Txoria Txori (El pájaro es pájaro) – canción popular vasca
Música y Letra: Mikel Laboa (País Vasco)
Arreglo coral: J. A. Artze

7. Tres palabras – bolero
Música y Letra: Osvaldo Farrés (Cuba)

8. En el lavadero
Canción popular andaluza
Armonización coral: Manuel Pérez

Homenaje a Merete

El pasado miércoles día 17, en nuestro local después del ensayo, tuvimos la alegría de agasajar a nuestra compañera del Coro de la ciudad danesa de Praesto, Merete Rudolfsen, de visita en Benalmádena. Le regalamos un cuadro con una imagen típica andaluza, pintado por nuestra compañera Pilar Ibáñez, en reconocimiento a sus muchos esfuerzos con ocasión de nuestra visita a Dinamarca.

 



Merete, agradeciendo el homenaje